Cómo disfrutar de un parque para perros

Parque para perros - Disfruta + buenas y malas prácticas

Hay muchos artículos por ahí hablando sobre si es adecuado (o no) llevar a tu perro al parque para perros (a veces, llamado pipican o correcan).

Affinity debió pagar unos cuantos euritos a La Vanguardia para promocionar un artículo sobre este tema bastante completo hace unos meses. El artículo es 100 % recomendable (aquí, enlace), desde mi punto de vista (y a mi no me paga nadie).

A grandes rasgos,

  • explica las condiciones que debería cumplir un parque para perros, y se guarda que no las cumple ni uno, casi (amplio, limpio, vallas altas, varios puntos de entrada y salida, puertas dobles…),
  • para qué perros está y no está recomendado (ni se te ocurra en época de celo, con perros con conductas reactivas, miedos, cachorros…),
  • así como buenas y malas prácticas (mencionan algo que me saca de quicio, y es esa gente que lleva comida y la reparte en estos sitios generando conflictos por un recurso).

Sin embargo, es muy políticamente correcto y no menciona: territorialidad, protección de recursos, estrés, parásitos y enfermedades… Y se olvida que hay un montón de perros en el parque para perros que no deberían estar allí, pero cuyos tutores van a seguir llevándolos para perjuicio propio y ajeno.

Parque para perros (2)

Todo lo que encuentras en un parque para perros lo puedes encontrar fuera, sin los riesgos asociados.

Mi recomendación (sobre parques para perros)

Por lo tanto, a priori, mi recomendación es que busques alternativas más naturales (caminar, montaña, espacios naturalizados, quedadas con otros perros y familias, excursiones).

No obstante, es posible que se den situaciones interesantes en un pipican, principalmente:

  • libertad de movimiento,
  • socialización con otros canes,
  • ejercicio físico
  • y juego natural con otros perros

Yo soy reacio porque todo lo que encuentras en un parque para perros lo puedes encontrar fuera, sin los riesgos asociados. Quizá con algo más de trabajo por tu parte.

Los 3 TIPOS de REACTIVIDAD en perros (Sesión 1)

En el vídeo, tienes cuatro notas sobre reactividad canina.

En cualquier caso, si estás seguro o segura de que es tu mejor opción en estos momentos, o quieres seguir llevando a tu perro al parque para perros. Te diría:

  • Asegúrate de que tu perro no muestra conductas reactivas, ni miedo, evitación, etcétera; si aparecen, da salida (no le obligues a enfrentar esas situaciones por largos periodos de tiempo)
  • Trata de que tu perro entre y salga tranquilo del recinto
  • Evita jugar con motivadores y, sobre todo, con pelotas si hay otros perros (ni qué decir tiene que no empieces a repartir comida, o recursos de valor para que los perros se peleen por ellos)
  • Controla las interacciones de tu perro con otros perros

Y sobre este último punto voy a hacer mucho hincapié ahora.

Buenas prácticas en el parque para perros

Entre las buenas prácticas o lo que yo buscaría para estar cómodo en un parque para perros con otros guías y perros está:

  1. La supervisión activa, es decir, que los tutores se preocupen y acompañen a sus perros, no que estén pegados al móvil o charlando todo el tiempo e ignorando a los perros, que «ya se entienden»
  2. Los perros NO SIEMPRE se entienden, y no todos los perros son sociables y equilibrados. Un perro que abusa de su tamaño, que no escucha a los otros perros o que está siendo invasivo constantemente, está provocando un problema grave en ese espacio.
  3. Trataría de no convertir el parque para perros en una rutina, debido a que pueden darse problemas de territorialidad frente a otros perros y personas, así como de protección de alguno de los recursos presentes en este espacio.
  4. Huiría de los espacios donde se dan consejos basados en ideas desfasadas, como la dominancia, la modificación de conductas basadas en el dolor o similares. También del pasotismo: son cosas de perros, ellos se entienden, etc.

Por desgracia, estos puntos no se dan a menudo en un parque para perros, ya que un porcentaje alto de los tutores que utilizan estos recintos no suelen pasear demasiado con el perro, suelen visitarlo diariamente y, además, el contexto no ayuda: espacios cerrados, pequeños, con un número elevado de perros durante algunas horas del día y familias con ideas muy distintas sobre la educación canina.

Deja una respuesta

Compártelo:

Entradas relacionadas

¿Te envío contenido muy animal? Sin spam. ;-)