Cómo hacer fotos a tu perro con facilidad

kees-van-sundert-pastor-aleman

Nuestra amiga Lau Palau, fotógrafa de mascotas, vuelve al blog para explicarnos algunos trucos para hacer fotos chulas a nuestros perros.

Hoy vamos a hablar sobre algunos truquitos básicos para conseguir que tu perro sea más participativo cuando quieras hacerle algunas fotos. Conseguir que no salga corriendo nada más llegar a la ubicación que has elegido y captar su atención son los dos puntos más importantes a los que nos enfrentamos en estas situaciones.

3 consejos básicos para fotografiar a tu mascota más fácilmente

#1. Un perro cansado es un perro (más) tranquilo

No hace falta que vayas a correr una maratón con tu perro antes de poder hacerle unas fotos, pero sí es importante que le ayudes a quemar energía antes de la sesión. Esto es especialmente necesario para perros cuya educación es más relativa/escasa: si sabes que es complicado que tu perro no salga corriendo en medio del parque, hacer algo de ejercicio con él irá de fábula para que tenga menos ganas de juerga durante la sesión.

Y, como te decía, no es necesario centrarse en ejercicio físico: los juegos de olfato o diferentes actividades de estimulación mental pueden suponer el desgaste necesario para que tu perro no esté a tope de energía durante la sesión.

#2. No olvides su juguete preferido

Cuando queremos fotografiar a un perro los juguetes cobran especial importancia. En primer lugar porque nos permiten captar su atención e inmortalizar divertidas expresiones mientras intentan coger la pelota al vuelo o persiguen su juguete preferido. Y, en segundo lugar, porque para muchos perros no hay mejor recompensa a estar quietos posando que recibir su pelota para poder jugar un rato. Eso sí, si no quieres que la sesión de fotos de tu mascota se convierta en una hora de juegos para tu perro, ¡asegúrate de que sabe coger y soltar objetos a tu orden!

Hacer fotos a tu perro; van Sundert (pastor alemán)
© Kees van Sundert

#3. Conoce el lugar donde quieres hacer las fotos

El entorno juega un papel crucial a la hora de hacer una sesión de fotos para tu mascota. No es lo mismo hacerle fotos en el jardín de casa que en la playa, en el parque o en plena ciudad. Y, por supuesto, tampoco es lo mismo disparar a las 9 de la mañana que a las 7 de la tarde. Cambiarán las condiciones de luz, ¡pero también el estado del entorno! Si quieres hacer las fotos en un parque, debes ser consciente de que en algunas horas habrá muchísima más gente que en otras, por ejemplo.

Esto puede influir, y mucho, en el comportamiento de tu perro: cuantas más personas, coches o perros haya alrededor, es decir, cuanto mayor sea el número de distracciones, más complicado será mantener la atención de tu compi durante la sesión.

Relájate: ¡solo es una sesión de fotos!

Cuando los guías afrontan la decisión de hacer una sesión de fotos a su mascota, es habitual que se preocupen más por el comportamiento del perro —que se siente, que se quede quieto, que no salga corriendo— que por la diversión en sí misma. Quizá tu perro no sea el más obediente del mundo, ni el más tranquilo, pero el objetivo de una sesión de fotos con tu mascota es capturar su personalidad. Déjale libertad para jugar y para relajarse (¡aunque sea a su manera!) y podrás conseguir hilarantes momentos que reflejen con toda fidelidad su manera de ser.

christian-vieler-pug
© Christian Vieler

Si quieres seguir leyendo sobre algunos trucos profesionales y ejercicios para hacerle fotos a los perros, te recomiendo este enlace.

Deja una respuesta

Compártelo:

Entradas relacionadas

¿Te envío contenido muy animal? Sin spam. ;-)